Esta es una actividad muy divertida, donde se puede aprender a través de la exploración de colores.  Pintar o mas bien teñir la pasta es muy fácil, logramos obtener colores brillantes que luego nos servirán para hacer collares, pulseras, móviles de pasta o cualquier otra manualidad que los niños quieran. Realmente la imaginación no tiene límite en esta actividad.
Necesitas
Pasta cruda
Alcohol
Colorantes
Bolsas plásticas resellables
Coloca en cada bolsa de plástico la pasta que vas a teñir al rededor de 1/4 de taza de pasta por bolsita.
Añade alrededor de 2 cucharadas de alcohol por bolsa.

 

Elige los colores que vas a utilizar y agrega a cada bolsa 5 a 10 gotas de colorante, dependiendo la intensidad del color que busques.
Sacude con cuidado la bolsita hasta que el colorante y el alcohol se hayan incorporado y tengas toda la pasta cubierta.
Sella la bolsa procurando sacar todo el aire.

 

Saca la pasta y colócala sobre papel mantequilla  hasta que se seque completamente alrededor de 3 horas o deja secar durante la noche moviéndola un poco de vez en cuando.

Y ahora que esta lista tu pasta ¿que vas a crear hoy?
Para tener en cuenta:
  • Puedes seleccionar cualquier tipo de pasta pero para hacer collares la mejor opción son los rigatoni, macarrones o penne.
  • Recuerda la pasta se tiñe dura y no cocida.
  • Puedes tenir tu pasta reemplazando el alcohol por vinagre.
  • Puedes teñir cualquier tipo de pasta o arroz con este método para tus manualidades.
  • Conserva la pasta en un recipiente sellado una vez este bien seca y te servira para entretener a los niños por horas!!