El Oobleck es un experimento sensorial muy simple que le gusta a los niños de cualquier edad y puedo decir que a los adultos también. Para prepararlo solo necesitas dos ingredientes: fécula de maíz y agua, creando así una masa que es líquida pero al aplicarle fuerza se vuelve dura, es realmente sorprendente!
Puedes aplastarlo, exprimirlo, separarlo y ver como la masilla se transforma al aplicarle fuerza. Agrégale color y obtendrás horas de entretenimiento sensorial sabiendo que todo se limpia rápidamente con agua.
Necesitas:
2 Tazas de Maicena (fécula de maíz)
1 Taza de agua
Colorante vegetal (opcional)

 

Mezcla todos los ingredientes en una vasija, si utilizas colorante agrégalo al agua primero. Puedes aprovechar para mostrarles a los niños como el polvo (fécula) y el agua se van transformando en esta maravillosa masilla.
 Con fuerza se vuelve duro
Puedes pasar el oobleck a una bandeja o plato y seguir jugando.
Si el oobleck se reseca un poco durante la actividad agrega mas agua.
Si queda muy líquido, agrega más fécula de maíz.
 Parece líquido pero,  ¿lo es realmente?
Para tener en cuenta:

  • Oobleck es el nombre de una masilla viscosa que encuentras en libro de Dr Seuss «Bartolomé y el Oobleck» donde este cae del cielo y cubre todo un reino la consistencia que se describe en el libro se parece mucho a la de esta masilla, de ahí su nombre.
  • Aprovecha experimentos como este para introducir términos como, liquido, solido o presión.
  • Si utilizas colorante vegetal las manos pueden quedar con colorante pero saldrá tras un par de lavadas.